NeuroMarketing ¿Por Qué Hacemos lo que Hacemos y Vivimos lo que Vivimos?

¿QUÉ NOS MUEVE A HACER LO QUE HACEMOS?

Hay algo que es fundamental y que tienes que tener muy claro si quieres aplicar el neuromoarketing y te dedicas a los negocios por internet o tradicionales.

El ser humano funciona de acuerdo a dos fuerzas que son innatas, que son inconscientes y que vamos aderezando con el tiempo a través de las creencias que nos van inculcando y las improntas que van creando las diferentes situaciones que vivimos a lo largo de nuestras vidas.

Estas dos fuerzas son los miedos y las necesidades humanas.

El ser humano siempre está en una balanza y se mueve para obtener placer y evitar dolor, solamente cuando se nos produce una alteración en los neurotransmisores o en algunas sustancias químicas a nivel del cerebro.

Nos empeñamos en auto-agredirnos y en vivir en nuestra zona de dolor, pero lo normal es que el ser humano tenga una fuerza que lo movilice siempre hacía obtener placer.

Y muchas veces es esta obsesión de obtener placer la que nos mantiene en la zona de confort, porque es inherente al crecimiento, el vivir o experimentar situaciones que en algún momento puedan ser dolorosas.

Con respecto a las necesidades básicas, no voy a extenderme mucho, pero te quiero dar un dato, la satisfacción de las necesidades básicas del ser humano es el motor decisivo para que las personas avancen, logren sus resultados y realmente conozcan, sepan y entiendan o tomen conciencia de por qué pensamos lo que pensamos, hacemos lo que hacemos y obtenemos los resultados que obtenemos.

Aquí juegan un papel fundamental las necesidades básicas y los miedos en sus diferentes niveles o sus diferentes vertientes.

Hay seis necesidades humanas, pero debes tener muy claro que para ti puede ser lo más importante, tener conexión y sentirte amado/a, pero para tu vecino, por ponerte un ejemplo, puede serlo contribuir al mundo.

Es decir, quizá tu vecino quiera ser una persona tipo María Teresa de Calcuta y dar a los demás sin miramientos y en cambio tú lo que necesitas es amor y conexión.

Así pues, vamos a conocer…

Las Necesidades Humanas:

Certeza (Seguridad)

Generalmente, tanto tus pensamientos como tus decisiones y tus resultados están determinados por las primeras dos o tres necesidades básicas más importantes en tu vida, ¿qué quiero decir con esto?

Que todas las personas necesitamos sentirnos seguros.

Que puedas tener alimento, que puedas tener una casa, que puedas relacionarte, que puedas interactuar… es decir, que puedas tener una seguridad en este plano físico, es fundamental.

Variedad (Sorpresa)

Todas las personas necesitamos vivir algún grado de variedad o sorpresa en nuestra vida. Que de repente te den un regalo, que te inviten a un sitio que no conozcas, que tengas una llamada de teléfono de una persona inesperada…

A eso me refiero con variedad (sorpresa), porque esto es la pimienta de la vida.

Conexión/Amor

Todas las personas necesitamos en un grado mayor o menor, sentirnos conectados con la tribu, sentirnos queridos, sentir que estamos vinculados o conectados con otras personas que para nosotros son importantes.

Significado/Reconocimiento

Todas las personas necesitamos sentirnos reconocidos, sentirnos importantes, que nuestros iguales vean en nosotros características de importancia, de significado, de que estamos vinculados y que es necesario para la supervivencia del clan o de la tribu.

Estas primeras cuatro necesidades básicas son las más mundanas dentro de las seis porque los dos restantes, la necesidad de crecer continuamente y la necesidad de dar y contribuir al mundo y crear un legado, son necesidades mucho más espirituales.

Así que, cuando dices: “Es que siento un vacío, no me siento lleno, me falta algo” y resulta que tienes casa, comida, coche, personas que te quieren y que te hacen sentir importante, realmente lo que estás teniendo es un desequilibrio en estas necesidades básicas.

O quizá tengas también algún desequilibrio en tus miedos que te está creando esa sensación de vacío y de impotencia que no te deja evolucionar y liberar todo el potencial que tienes dentro.

Los Miedos

Con respecto a los miedos es importante que sepas que hay diferentes niveles de miedos.

Los seis miedos básicos son:

  • Miedo a la pobreza extrema
  • Miedo a la vejez
  • Miedo a la muerte
  • Miedo a perder el amor de alguien
  • Miedo a la crítica
  • Miedo a la mala salud

Si te das cuenta, los miedos básicos no los podemos controlar.

Puedes controlar tu poder decisión, tu poder de enfoque, tu lenguaje, tu fisiología en mayor o menor manera, pero no tienes un control al 100% de si vas a llegar a la pobreza extrema o no.

No puedes controlar el paso del tiempo en tu cuerpo, no puedes obligar a nadie a que te ame, no puedes decidir que no vas a morir, no puedes evitar que otra persona te critique y el hecho de tener mala salud es un resultado.

Estos son los miedos básicos, los miedos que todas las personas en mayor o menor medida tenemos.

También hay un orden de jerarquía dentro de los miedos para cada persona, pero los miedos o creencias limitantes que nos generan miedos son:

  • Sentir que no eres capaz de lograr tus objetivos y tus metas.
  • Sentir que no tienes el conocimiento suficiente para lograr lo que te has planteado.
  • Sentir que no vas a poder gestionar una situación en concreto en tu vida.

Todos o la mayoría de los miedos que tenemos se agrupan de esta manera, así que imagínate lo básicos que somos.

Entre el 80 y el 90% de las personas tienen estos miedos e incluso el miedo al éxito, el miedo a no saber gestionar un equipo, el miedo a no saber gestionar el éxito… Muchas veces tenemos miedo a ganar dinero porque no sabemos luego si lo vamos a poder aumentar o si lo perderemos.

Graba a fuego en tu mente estos miedos básicos y recuerda que son miedos de nuestro reptil, de nuestro cerebro instintivo, que es realmente lo que nos hace saltar y lo que nos hace mantener en pie de guerra, vivos y coleando.

Una vez que conoces tus miedos y estudias tus creencias, tus valores y tu mapa mental, sobre los que se asientan estos miedos, te das cuenta de que nosotros somos los únicos que nos limitamos, que los únicos que estamos allí poniéndonos palos continuamente en nuestro camino y obstáculos en nuestro transitar, somos nosotros mismos, que no dejamos que salga toda la luz que tenemos dentro.

Una vez que conozcas tus miedos básicos y tus necesidades básicas y los coloques en el orden de jerarquía correspondiente, es decir, cuál es tu necesidad básica número uno, número dos, número tres, etc. Vas a entender por qué piensas lo que piensas, haces lo que haces, tomas las decisiones que tomas y vas a descubrir por qué tienes los resultados que estás teniendo en la actualidad.

ENFOCA TUS ESFUERZOS HACIA TU CLIENTE IDEAL

Cuando conocí todo esto de las necesidades humanas, de los miedos básicos, fue cuando mi vida empezó a cambiar porque fui consciente de que yo tenía el poder en mis manos, de que podía hacer muchas cosas para lograr lo que me había planteado y esa oportunidad la tienes ahora tú.

Este es el gran momento para que seas consciente de que solo tú, aplicando estrategias y conociéndote más a ti mismo/a, puedes llegar a lograr ese resultado que te has planteado.

Me da igual si estás en un MLM, Negocio de afiliados, si vendes limones online o si vendes naranjas valencianas por Internet…

Me da igual el negocio que estés haciendo, todo lo que estoy compartiendo contigo son años de experiencia, tips y estrategias que he aprendido de otras personas y que, junto a mi equipo, estoy desarrollando de manera personalizada.

¿Qué es lo que quiero para ti?

Que mañana, pasado o cuando vuelvas a leer este post, lo revivas, que tomes apuntes y lo empieces a aplicar en tu vida y digas: “¡Ha valido la pena leer este post de este venezolano trastornado que vive en España!”

Bueno, ha llegado el momento de que te hable de NeuroProspección para vender más, sin desgastarte, sin perseguir a familiares o amigos y siendo feliz, sintiéndote realmente orgulloso/a de lo que estás haciendo y de lo que estás viviendo.

Recuerda que solo tú creas tu realidad, que tú tienes el poder de decidir y de transformar lo que vives en cada instante de tu vida. Además, tu consciente está mediado por tu inconsciente personal y a su vez, tu consciente e inconsciente, dependen de un inconsciente colectivo.

Por lo tanto, nuestro inconsciente colectivo marca de una manera u otra, nuestras decisiones y la percepción de nuestra realidad.

Todos tenemos unos filtros que, a través de las improntas, las creencias y nuestros valores van a determinar un tipo de decisión y esta es la razón fundamental de por qué unas personas son mejore vendedores o compradores que otros.

Entonces… ¿Por Qué Hacemos lo que Hacemos y Vivimos lo que Vivimos?

La respuesta es sencilla, para satisfacer nuestras necesidades humanas, para evitar nuestros miedos y ser coherentes con nuestros pensamientos, creencias, valores y reglas 😉

About the author

Rixio Abreu Rodriguez Rixio Abreu Rodriguez Internet Marketer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*